¿Superarías el examen psicológico de acceso a la Universidad de Oxford?

La localidad británica de Oxford alberga la Universidad número uno en prestigio internacional. Sus alumnos no son meros estudiantes de filosofía, letras o matemáticas; y la pasión por el aprendizaje no es ni de lejos el único requisito imprescindible para formar parte de la élite de estudiantes británicos de esta Universidad.

Para sorpresa de muchos, ni cifras imposibles, ni operaciones matemáticas, ni siquiera una extensa cultura general serían necesarias para superar el examen de acceso. Solo el uso de la psicología y un correcto conocimiento de las causas y consecuencias de las noticias de actualidad internacional serían tus aliados en esta no tan compleja prueba. Muchas de las preguntas se orientan a determinadas profesiones. ¿Te pica el gusanillo de la curiosidad?

Estas son algunas de las respuestas que deberías saber argumentar ante las preguntas de Oxford:

 

¿Por qué los ingresos per cápita en Estados Unidos son entre 50 y 100 veces mayores que en Burundi o Malawi?"

Si tu cerebro se empeña en responder con datos y estadísticas económicas, estás muy lejos de la respuesta correcta. El profesor Brian Bell afirma que para acertar habría que tener en cuenta el por qué de que los trabajadores en Estados Unidos sean más productivos que el resto del mundo, y la razón está en la mayor disponibilidad a las tecnologías e infraestructuras que tienen en este país por encima de los tercermundistas, llegando a la conclusión de que ello fomenta su productividad y, por tanto, sus ingresos.

Cualquiera podría acertarlo, ¿verdad? Pues solo el 18%de los examinados suele hacerlo.

 

Si te pones una regla de 30 centímetros encima de un dedo de cada mano, ¿qué pasa cuando juntes los dedos?

Fácil, en primer lugar es imposible que una regla de 30 centímetros se sostenga en un solo dedo, y de hacerlo, la regla se caería al chocar con la otra.
Si esa fue tu reflexión, olvídate de entrar a Oxford. No solo sí es posible sino que, al hacer el experimento, te darás cuenta de que como ambos dedos llegan al centro al mismo tiempo, la regla no pierde el equilibrio. Para acertar es necesario considerar momentos y fricción, llegando a la conclusión de que hay una fuerza mayor en el dedo que está más cerca del centro de la regla, y sería válido hasta que ambos dedos estén a la misma distancia del centro. Si eres ingeniero y no has acertado, comparto tu frustración.

 

La arqueología, ¿puede respaldar o refutar la Biblia?

Dejarse llevar por creencias religiosas y argumentos favoritistas o detractores del cristianismo serían un monumental error.
Los alumnos deben reconocer que aunque la arqueología se data por medios científicos, que parecen más objetivos que la literatura o la religión, frecuentemente necesitamos información adicional para poder hallarle sentido a los restos antiguos. Información que puede responder a creencias, mitos y formas de vida pasadas que estaban íntimamente relacionadas con la religión. La pregunta evalúa la capacidad crítica e histórica del alumno, no sus inquietudes místicas.

 

¿Merecen los banqueros salarios tan altos o el gobierno debería ponerles un límite?

La clave, desvela el profesor Brian Bell, es que los candidatos piensen sobre la economía de los pagos, no sobre si les parece que es justo o no.
Tener en cuenta que el país sobre el que actúe dicha banca sea capitalista o comunista sería decisivo para conocer la intervención del Estado en materia económica, ¡pero no del Gobierno! Una respuesta correcta sería decir que como los bancos suelen ser firmas privadas y los trabajadores son libres de trabajar donde quieran, la paga que reciban será simplemente el resultado del mercado laboral competitivo.

Sin más reflexiones ni filosofías, a veces en la sencillez está la clave.

Imagina que 100 personas colocan £1 en un recipiente para ser entregado como premio al ganador de un simple juego. Cada persona debe escoger un número del 0 al 100 y el premio irá al que elija el número más próximo a las 2 terceras partes de la media de todos los números escogidos. ¿Qué número escogerías y por qué?

Solo con su formulación, las cabezas de la mayoría de los encuestados pasaron a mejor vida. Pero la solución es mucho más simple que toda su enunciación. Para responder habría que saber primero qué números han escogido todos, para después hacer su media y a continuación las dos terceras partes de ésta.¡Pero saber lo que han escogido es imposible! ¿O no?

Si lo fuera, la solución solo podría valerse de la intuición: "Si hay una buena razón para que yo escoja 33, entonces de pronto todos los demás escogerán 33 también..." Conocer las causas que fomentarán el comportamiento del resto de los participantes será lo que nos de la clave para aproximarnos a una respuesta cercana a la realidad, y la presión de grupo sería una táctica psicológica que está comprobado que funciona: "Pepe, yo voy a escoger el 33 que dicen que han visto el resultado por Internet".


Esta pregunta con aspecto matemático, en realidad se soluciona con argumentos de psicología social. Aunque hay una respuesta mucho más sencilla a todo esto: Nadie dijo que los números escogidos por los participantes fueran secretos...

Los hablantes de Gales tienen más dificultad para recordar los números de teléfono que los de habla inglesa. ¿Por qué ocurre esto?  Para entender el contexto y la provocación que supone esta pregunta para el alumno, compararemos la situación entre Gales e Inglaterra con el pique existente entre Cataluña y el resto de España. Aunque los contextos no sean iguales, entenderemos que a la hora de responder, el alumno tirará por argumentos pasionales y subjetivos antes que por datos estadísticos.

Las respuestas que hablen del inglés de Inglaterra como el único correcto y desprestigien la educación y capacidad intelectual de Gales estarán cometiendo un error. Ya que la respuesta correcta es que los números se pronuncian de forma diferente y en Gales hay más números que en Inglaterra. La memoria y la aritmética dependen de lo sencillo que sean las palabras de pronunciar, y eso supone que para los galeses haya una dificultad añadida.

 

¿Qué opinas de las preguntas seleccionadas? ¿Hubieras sido capaz de superar el test de acceso? A veces es más importante ser capaz de razonar que tener el conocimiento más extenso del mundo.