¿Pagar un máster o buscar trabajo?

Una pregunta, miles de respuestas. Acabar la Universidad es hoy en día una alegría al tiempo que un enorme sacrificio para cualquier titulado. Existe un gran debate en tu cabeza cuando terminas el que llaman el período más bonito de tu vida: ¿qué hago ahora?

La incógnita incluye, por lo general dos grandes preguntas: ¿hago un máster? o ¿busco trabajo? La primera, en la mayoría de los casos, supone un enorme desembolso de dinero para el estudiante que, muchas veces, no se puede permitir pagar. Y la segunda puede conllevar la conformidad de aceptar cualquier cosa venidera, por mísera que resulte.

Todo esto lleva a los jóvenes a pensar que el dinero lo es todo. Para evitar esta decepcionante sensación, te proponemos algunas alternativas a pagarte ese máster que, como todos sabemos, es un negocio que podemos evitar:

alt

1- Haz convenios de prácticas falseados

Suena tan ilegal como imposible. Pero lo cierto es que las empresas de convenios de prácticas falseados son tan legales como reales. En un momento como el actual, en el que los contratos de becarios están en pleno auge y resultan, muchas veces, la única manera de meter cabeza en una empresa top de cualquier sector.
Existen empresas que ofrecen cursos online a muy bajo precio con el único objetivo de que tú puedas tener un centro de estudios con el que poder firmar convenios con las empresas que te interesan. Si no quieres, no estudias el curso, y por una cantidad de al rededor de 200 euros, tienes la solución a todos esos contratos que no firman sin un convenio universitario. Como ves, es todo un negocio, pero también una interesante alternativa. Una de las que lo hacen posible: Escuela de Empresa

2- Busca unas oposiciones acordes a tu sector

Para muchos de vosotros esto será complicado, dado que el funcionariado no sólo ofrece pocas plazas para un gran número de interesados, sino que los tipos de ofertas son muy concretos y hay bastantes sectores universitarios que no cuentan con ninguno acorde a ellos. Pero si lo hay y no tienes empleo, no te lo pienses y deja este año para prepararte la oposición.

alt

3- Crea una red de contactos 'con toda tu cara'

Importante el detalle de "tener cara", lo vas a necesitar para conseguir crearte la red de contactos necesaria para conseguir un empleo de lo que te interesa. Abre Linkedin y explora los contactos que trabajan donde más te gustaría. No dudes en agregarles y abrirles conversación educadamente mostrando tu interés en la empresa. De 4, 2 contestan, y seguramente hayan estado en tu situación y se solidaricen ofreciéndote soluciones, contactos o mails que podrían acercarte a tu sueño. Asegúrate además de que todo el mundo en tu profesión sabe que estás en búsqueda de empleo, aumentando así las posibilidades de que contacten contigo si se enteran de algo, y que se acuerden de ti.

alt

4- Valora hacer un máster online

Una de las alternativas más directas al máster y que menos se alejan de la idea que este ofrece es hacer uno oficial online.
La escuela UNED te ofrece muchas facilidades para que lo hagas. Sus matrículas están disponibles hasta el 20 de octubre, para que analices y mires bien las posibilidades que te ofrece. Hay de todos los sectores, y al ser oficiales, si tienes más de un 7 de media en el grado y unas condiciones económicas normales, el Ministerio te becará. El hecho de que sea online facilitará que no dejes de estudiar en caso de encontrar trabajo.

5- Persigue un sueño alternativo

Seguramente seas de esos que tienen más de un sueño. Trabajar de lo que has estudiado está muy bien, pero ¿qué hay de esa ilusión que siempre tuviste de estudiar aquello otro que pensabas que no era del todo profesional? Quizá algo artístico, interpretativo... puede que éste sea el momento.

alt

6- Paga el máster

La última opción es la que evitábamos en el enunciado de este artículo y la que sólo deberías aceptar en caso de que todo lo anterior no te haya servido de nada. Pagar el máster, quizá, sea la solución real a tus problemas. Si eres plenamente consciente de lo que quieres hacer y de que tu sueño precisa de este trámite económico, hazlo. Te podrías arrepentir más de lo contrario. Y una manera de lograr el dinero podría ser trabajar de otros sectores más sencillos este año, y al siguiente presentarte. El máster no se va a mover de ahí, como quien dice.

alt

Recuerda valorar toda relación calidad-precio y pedir referencias reales de personas que hayan pasado por esa situación. No serás el primero ni el último en verte tan perdido al finalizar la carrera, así que respira, no dejes de buscar, y todo llegará por sí solo.