Los 10 secretos mejor guardados de alumnos de sobresaliente

Ellos nos han contado sus secretos clave para el éxito en clase

Si no eres una persona naturalmente limpia y ordenada, entonces organizar tus estudios puede llegar a ser muy complicado.

Adquirir la costumbre de organizarlo todo puede parecer una locura, sin embargo, saber organizarte hace el resto de tu vida mucho más fácil. Ahorra tiempo y evita errores.¿Quieres saber los secretos de estos alumnos para organizarse? Sigue leyendo.

1. Utiliza una agenda

Puede que apuntes los eventos y exámenes en Google Calendar, o que anotes las tareas en la aplicación de Notas, pero nunca llegará a ser tan efectivo con escribirlo en una agenda.

La gente organizada tiene una agenda en la que llevan toda su vida. Está comprobado que el hecho de escribirlohace que el evento sea recordado mucho más. Además, así lo tendrás todo junto, y no desperdigado por tu teléfono entre cuatro o cinco aplicaciones diferentes.

2. Lleva lo necesario

Esto significa que vacíes tu mochila y tires los papeles de chicles y las monedas de cinco céntimos de los bolsillos pequeños. Para la universidad lleva tan solo las cosas que necesites, y mételas en la mochila de modo que sepasexactamente dónde las has dejado.

De este modo ahorrarás tiempo, perderás menos cosas y mantendrás el fondo de tu mochila limpio.

Agenda, libretas, funda de gafas, snack para media mañana y el carnet de estudiante.

3. Todo tiene su propio lugar

Mi padre se enfadaba mucho conmigo cada vez que dejaba algo en un sitio que no le correspondía. Y es cierto que, si siempre dejas las cosas en el mismo sitio, es más difícil que las pierdas.

Tómate unas horas para reorganizar tu cuarto, sobre todo tu escritorio. Busca lapiceros para tus diferentes bolígrafos y subrayadores, guarda un cajón para tus libretas y tenlo todo bien localizado. ¡Dará gusto estudiar en un escritorio despejado!

4. Hacen listas

Haz una lista cada día de las tareas que debes hacer esa tarde, y táchalas cuando las hayas completado.

Cuando veas que no es tan difícil cumplir con tus tareas, hacer los deberes y el resto de cosas pendientes será mucho más fácil.

¡Adiós a la procrastinación!

5. Utilizan alarmas en el móvil

Aunque tengas agenda y listas de tareas, si tienes que hacer algunas horas a horas específicas es fácil de olvidar.

Ponte tantas alarmas como sean necesarias para que no se te olviden. ¡Y no vale aprovechar el momento de apagar la alarma para mirar Twitter o Whatsapp!

6. Rutina, rutina, rutina

Los alumnos que tienen clara su rutina semanal son más propensos a hacer sus tareas en el tiempo que se proponen, porque saben que más tarde no podrán.

Sin rutina siempre pensarás: "Luego lo puedo hacer, antes de irme a dormir..." y te quedas despierto hasta las dos de la madrugada haciendo la tarea. Si supieras que a las once tienes que ir a dormir, a las nueve como muy tarde empiezas a hacerlo.

Establece una rutina a la hora de estudiar

7. Terminan todo lo que empiezan

Y esta es realmente fácil porque el cerebro humano estáprogramado para terminar todo aquello que empieza. Tardas horas en ponerte a ello pero, una vez has empezado, no quieres parar hasta finalizarlo.

Mamá, cenad vosotros primero, que tengo que terminar este trabajo para Química.

8. Saben cómo pedir ayuda

Que sean muy organizados no los convierte en genios. Hay que ser humilde y pedir ayuda cuando la necesitas. ¿Necesitas que te ayuden para estudiar un examen? ¡Sé original!

Propón estudiar en grupo en tu piso, promete café, galletas y pizza si la cosa se alarga. Además de pasarlo bien estudiando lo que podría ser una verdadera tortura, ¡obtendrás la ayuda que querías! Podrás resolver todas tusdudas.

9. Tienen metas específicas

Esta semana lo voy a llevar todo al día para no agobiarme.

No, eso no es una meta específica. Lo siento.

Una meta específica es algo como "a las 18:00h habré terminado el ensayo de Literatura". Haz una lista con todas las cosas que quieres conseguir a corto plazo, y organízate de modo que puedas conseguirlo. Al final del día querrás ver que logras tus objetivos.

10. Descansan

¿Te la esperabas? Los descansos son muy importantes para mantener la mente despierta y atenta. Sin ellos caerás en la trampa de querer hacerlo todo deprisa y corriendo para terminar cuanto antes. Está bien querer ser rápido, pero con pequeños descansos serás mucho más productivo.

¿Cuál es tu secreto de estudiante mejor guardado?