La interesante etimología del término «melancolía»

Los términos de origen griego siempre esconden una historia detrás que es digna de conocer. La mayoría de estos términos, además, nos han llegado a través del latín, lo que hace que podamos entender mejor los matices que presentaba la palabra en su lengua original.

Ahora bien, lo que hace que esta palabra sea curiosa es por el calco léxico producido en su paso del griego al latín. De este modo, a partir del adjetivo μέλας, μέλαινα, μέλαν 'negro, a' y el sustantivo χολή,-ής 'bilis'. A partir de estos términos se formó μελαγχολία, con el significado de 'bilis negra'. En latín, aunque se adaptó la forma melancholia, se produjo un fenómeno de calco léxico, al formar el sustantivo atrabilis —a partir del adjetivo ater, atra, atrum 'negro' y el sustantivo bilis, con el mismo significado que en castellano—. Cabe destacar, no obstante, que el latín diferenciaba distintas tonalidades de negro. Así pues, para el oscuro se utilizaba el adjetivo pullus, -a, -um, mientras que para el negro mate se empleaba el adjetivo ater, atra, atrum. Para aludir al negro brillante se utilizaban las formas niger, -gra, -grum —de donde procede nuestro adjetivo negro, a—.

¿Por qué significaba 'bilis negra'?

Hoy en día aún se considera esta significado en el Diccionario de la Lengua Española. La tercera acepción de la entrada de melancolía es 'Bilis negra o atrabilis'. Esto responde a la teoría de los cuatro humores formulada por Hipócrates, que asociaba la bilis negra con la melancolía, con la tristeza y las cualidades de frío y seco. Sin entrar en más detalles acerca de esta teoría, cabe destacar que, además, en la definición de atrabilisencontramos lo siguiente:
1. f. Med. Uno de los cuatro humores principales del organismo, según las antiguas doctrinas de Hipócrates y Galeno.

Como vemos, la etimología del término nos remite a una teoría de la medicina que viene desde la Antigüedad. Es más, por la asociación con esta teoría —que aludía al estado de melancolía y tristeza de quien padecía el humor de la bilis negra—, somos capaces de referirnos a la melancolía como el estado de tristeza permanente en la que la persona no encuentra motivación para hacer las cosas. En definitiva, la melancolía es un estado anímico que nos produce una sensación de profunda desgana, de falta de interés ante la vida. Quien mejor la definió fue Victor Hugo en Los trabajadores del mar, al afirmar que «la melancolía es la felicidad de estar triste». (La mélancolie, c'est le bonheur d'être triste).