He terminado la Universidad, ¿Y ahora qué?

Muchos te orientan para el antes, pero pocos para el después. Años antes de que llegue el momento de decidir qué quieres estudiar, todo el mundo te pregunta qué piensas hacer cuando acabes el Instituto. Además, son muchos los que te orientan y aconsejan sobre las diferentes opciones. Sin embargo, una vez que acabas la Universidad, te sientes perdido, muy perdido. ¿Qué puedo hacer ahora? ¿Estaré preparado para entrar al mercado laboral? ¿Es mejor que estudie un máster? Estas preguntas tenían algo menos de sentido hace unos años, pero ahora, con unas tasas de desempleo tan grandes, hay que buscar alternativas a la opción deseada por todos (o la mayoría): trabajar.

Para empezar, un consejo para que este momento no te pille tan de improvisto: “Haz prácticas laborales”. Muchos estudiantes ponen todo su foco en acabar la Universidad y olvidan que la facultad es solo un lugar de paso. Las empresas no se fijarán únicamente en tu título, valorarán más otros aspectos como la experiencia y la proactividad. Irte a estudiar al extranjero, montar una página Web o hacer voluntariado son otras opciones muy valoradas por las empresas. Haber puesto en práctica diferentes aspectos de tu carrera servirán para que una vez acabes tengas algo más claro a dónde dirigirte, sabrás qué partes te gustan y cuáles no. La angustia será menor.

Pero si ya estás a punto de acabar y habiendo hecho prácticas o no sigues sin tener claro qué hacer, te traemos varias opciones a valorar. Lo importante es no parar e ir acercándote poco a poco a tus objetivos, tanto laborales como personales.

¿Qué opciones tengo una vez acabada la universidad?

1. Hacer otra carrera (parecida o diferente). ¿Te apetece seguir estudiando? Aunque muchas personas quieren “huir” de la universidad cuanto antes, hay otras que prefieren seguir formándose en ella. Si este es tu caso, puedes optar por estudiar algo afín o cambiar completamente de registro. Si te gusta lo que has estudiado, pero te gustaría ampliar conocimientos, opta por una carrera similar. Si por el contrario no estás totalmente convencido con lo que elegiste hace ya unos años y con el tiempo se ha despertado en ti una vocación completamente diferente, puedes empezar otra carrera. Antes de decantarte por esta opción, infórmate muy bien del procedimiento a seguir.

2. Hacer un máster. Otra opción para ampliar tus conocimientos, pero sin la necesidad de estar otros 4 o 5 años en la Universidad, es realizar un máster. Las opciones son infinitas y te permiten especializarte en casi todo. Las empresas piden en muchas ocasiones candidatos que tengan un máster, por lo que es una gran idea para mejorar tu carrera profesional. Además, hay muchos en modalidad online o con horarios que permiten compatibilizarlos con la vida laboral. Si tu presupuesto es escaso o no ves un máster que encaje con lo que quieres, puedes optar por realizar algún curso (online o presencial). En Internet e incluso en muchas organizaciones, podrás encontrar cursos gratuitos que permitirán que amplíes conocimientos sin gastar dinero.

3. Hacer oposiciones. En algunas carreras opositar es una gran opción. Preparar las oposiciones es muy duro, así que tienes que tomártelo como un trabajo más, estableciendo horarios rígidos y dedicándole mucho tiempo. El estudio es un hábito, así que lo mejor es que aproveches este momento para preparar unas oposiciones. En cuanto dejes de estudiar durante una época perderás el hábito y será mucho más difícil prepararte unas oposiciones.

4. Buscar prácticas. Aunque muchas empresas piden un convenio universitario para realizar prácticas con ellos, existen otros programas destinados a recién titulados. Además, puedes apuntarte a algún curso o máster online que te permita firmar ese convenio universitario. Incluso hay empresas que te facilitan estos cursos.

5. Apuntarse al paro. Si has acabado la carrera y no has encontrado trabajo de lo tuyo, una buena opción es apuntarte al paro. Desde allí podrán llamarte para algún trabajo y, además, podrás acceder a cursos gratuitos.

Si estás buscando trabajo, no dejes de subir tu CV en Unono. Una vez que subas el CV y nos cuentes un poco sobre ti no tendrás que hacer nada más. Nuestros expertos en captación de personal buscarán la oferta que más se adecúe a tu perfil y te llamarán cuando encuentren una empresa interesada en un perfil como el tuyo.

6. Año sabático. Opción muy valorada en otros países, sobre todo al acabar el instituto. Un año sabático te dará tiempo para ti y permitirá que reflexiones sobre a dónde quieres dirigirte. Puedes estudiar algún idioma, viajar y conocer nuevas culturas o hacer pequeños trabajos mientras piensas qué quieres hacer. No lo veas como un año perdido. A veces es necesario parar para volver con más fuerzas.

7. Trabajar o estudiar en otro país. Como ya hemos dicho, la experiencia internacional es muy valorada por las empresas. Puedes aprovechar el momento para irte a otro país a trabajar o a estudiar un curso o máster. Además, hay algunos países europeos en los que estudiar un máster no tiene ningún coste. Una época en el extranjero te abrirá muchas puertas una vez busques tu primer empleo, así que, es una opción muy interesante. Conocerás a mucha gente, ampliarás tu visión de la realidad y además te ayudará en tu carrera profesional. ¿Algo más?

8. Aprender un idioma. La mayoría de las empresas piden a sus trabajadores el conocimiento de al menos un idioma además de la lengua materna. El inglés es el más solicitado, pero hay otros que se están haciendo mucho hueco, como el chino o el alemán. Aprovecha este tiempo para perfeccionar el inglés o para aprender un nuevo idioma.

9. Emprender. Una opción muy extendida en otros países y por la que optan cada vez más personas en nuestro país es el emprendimiento. Montar tu propia empresa es algo muy complicado que te traerá muchos quebraderos de cabeza, pero es una buena opción a valorar. El emprendedor construye algo por sí mismo y la satisfacción es enorme. Si te gusta esta opción, no olvides que requerirá una gran inversión inicial y que no tiene por qué salir bien. Infórmate de programas que faciliten el emprendimiento juvenil en España y ponte a trabajar.

10. Voluntariado. Hay múltiples programas de voluntariado en los que podrás poner en práctica cosas de tu carrera o de otros ámbitos muy diferentes. Conocerás otra realidad y mostrarás en tu CV que eres una persona proactiva. Hay programas de voluntariado tanto en nuestro país como en el extranjero. Infórmate bien y lánzate a esta experiencia.

Como puedes ver, son muchas las opciones a valorar. Cada persona es un mundo y tienes que elegir qué es lo más adecuado para ti. ¡Mucha suerte y a por todas!Preguntas