Fallos comunes en castellano

+1

Todos hemos cometido alguno de esta lista

Nunca digas de este agua no beberé, porque si tienes mucho hambre o no estás agusto, cuanto menos harás el ridículo si no te retractas de tus palabras.

Si en la anterior frase no te has dado cuenta de que hay, nada más y nada menos quecuatro incongruencias gramaticales, este artículo te servirá de gran ayuda. Allá vamos con los quince errores (lingüísticos) más comunes en nuestro día a día:

A ver y Haber

Una de las principales motivos por los que decidir ir al oculista u oftalmólogo es por la ceguera que nos produce leer comentarios de nuestros familiares en el Facebook del tipo"¡haber que vas a hacer a esas horas!”.

  • Haber: Puede funcionar como verbo o como sustantivo. Como verbo, puede hacer las veces de verbo auxiliar,seguido de un participio: haber venido, haber llegado o haber hecho. Y también como infinitivo de un verbo impersonal: Parece haber algo sobre la mesa. Como sustantivo, por el contrario, se trata de un sustantivo masculino cuyo significado es “conjunto de bienes o caudales de una persona”, p.e.: su haber era más bien escaso.

  • A ver: formado por la preposición a y el infinitivo verbal ver. Puede utilizarse comollamada de atención “A ver, dame eso”; con tono interrogativo: ¿a ver? y también como forma de expresar interés en algo: “A ver qué nota hemos sacado”.

Ahí, hay y ¡ay!

Para repasar:
1.Ahí: Adverbio de lugar. “He aparcado el coche ahí”

2.Hay: Forma conjugada del verbo haber. “Hay una gran cantidad de gente en el concierto”

3.¡Ay!: Interjección que se utiliza para expresar distintas emociones. ¡Ay!, qué nervios.

Aún así y aun así

En este caso es fácil establecer la diferencia. Aún, con tilde, equivale a todavía; Aun, sin tilde, puede cambiarse por incluso o hasta.

La situación en el trabajo continúa aún así.

Aun así, llegó a tiempo a su casa.

Asimismo, así mismo y a sí mismo.

Quizá alguno acaba de descubrir que existen hasta tres formas de decirlo:

Asimismo: Este adverbio tiene el mismo significado que “también”.

V.g., En la fiesta servirán, asimismo, diferentes tipos de cócteles.

Así mismo:(Adverbio de modo así + adjetivo mismo). Se utiliza para enfatizar el adverbio de modo.

V.g., Está bien; hazlo así (mismo).

A sí mismo: (Preposición a + pronombre reflexivo + adjetivo). Expresa que la acción sucede sobre un mismo.

V.g., se dijo a sí mismo que no lo volvería a hacer

Por qué, por que, porqué y porque

1.Por qué. Interrogativo. Se utiliza en oraciones exclamativas e interrogativas, ya sean directas o indirectas: ¿Por qué no vamos donde siempre? ;No entiendo por qué no me lo dijiste a tiempo.

2.Porque. Conjunción causal o final. Introduce una oración subordinada adverbial causal o final, i.e, para expresar causa: v.gr.,Lo hice porque quise; o para expresar finalidad: Hizo lo posible porque no fuéramos a la cena.
3.Porqué. sustantivo. Se puede sustituir por otros sustantivos como motivo o causa. V.gr., No comprendo el porqué de esta situación.
4.Por que. Preposición + pronombre. Suele ir precedido por un verbo. V.gr., Lucharé por que me digas la verdad.

Infinitivo de generalización

Inconscientemente solemos utilizar el infinitivo como verbo principal, sobre todo en el lenguaje oral. El uso ha sido extendido sobre todo por influencia de los medios de comunicación. Así pues, sería incorrecto lo siguiente: En primer lugar, decir que nos encontramos… mientras lo correcto sería utilizar una forma conjugada: En primer lugar, cabe decir que…

Infinitivo como imperativo.

Las terminaciones en -d no nos gustan. De ahí que pronunciemos Madriz en lugar de Madrid o el infinitivo en lugar del imperativo. En algunos casos, omitimos esta terminación porque nos suena mejor. Véase iros a tomar vientos e idos a tomar vientos. Si ya de por sí, la expresión suena repelente, con el imperativo más aún. Pero es lo correcto.

Recordatorio

A día de hoy.

Se trata de un préstamo del francés aujourd’hui, que, sin embargo, no tiene cabida en nuestro léxico. Esta locución debe ser cambiada por otras como “hoy (en) día” o “ahora”.

En base a

Otro préstamo de lengua romance es en base a; en este caso del italiano in base a. También hay lingüistas que aseguran que su procedencia es del francés sur la base de e incluso del inglés on the basis of. Sea como fuere, su uso en castellano es considerado incorrecto y es preferible utilizar “en función de” o “con base en”.

Verbo inventado: preveer

El surgimiento de este verbo se debe a la mezcla de dos verbos: proveer y prever. Así pues, su uso es incorrecto y se debe utilizar prever (más que nada para evitar joyas lingüísticas de la talla de preveyó o preveyiéramos”). Su significado, por si queda alguna duda, es el de ver con anticipación o pronosticar

Puntos supensivos...

Tres, como tu nota en el último examen. Ni un punto más ni uno menos. Evitemos su uso si no queremos dar un aire de misticismo innecesario en la conversación. Estoy yendo a la universidad… o Hasta luego...

¿Detrás mío o detrás mía?

Ninguna de las dos opciones. La variante aceptada es la de adverbio + preposición de + pronombre personal, i.e., delante de mí. Es decir, tras un adverbio no debe ir un posesivo.

Omitir el vocativo

Si has estudiado latín y/o griego, sabrás de lo que hablo. Para todo los demás: cuando mencionamos al interlocutor, debe ir entre comas. Hola, María, ¿qué tal?

Tranquilos, todos cometemos fallos

¿Había o habían?

Si entendemos que con el verbo haber formamos oraciones impersonales, tenemos la respuesta. Vaya, que el verbo no debe concordar con el complemento directo en número. Esto es, si el complemento directo es “muchas personas”, la forma conjugada del verbo haber debe ir en singular: “había”. Por lo tanto, diríamos hubo muchos problemas en vez de hubieron muchos problemas. En pocas palabras: para denotar la presencia o existencia de personas o cosas, utilizamos la tercera persona del singular siempre.

El artículo ante nombres femeninos comenzados por /a/ tónica.

El agua, el águila, el ala, el alma…y un largo etcétera de sustantivos femeninos cuyo artículo presenta las formas de el y un cuando precede a nombres que comienzan por a tónica. Pero con otros determinantes, el artículo irá en femenino: esta agua (salada) y *no este agua salado , esta águila, esta alma...etc.