Etimologías de «matutino», «vespertino» y «nocturno»

Cuando queremos decir que algo acontece o tiene lugar en algún momento del día —a parte de señalar la hora concreta a la que ocurrirá— podemos utilizar una serie de adjetivos que indican precisamente que algo ocurre de una determinada hora del día a otra. Para ser más concretos, estos adjetivos son: matutino, a, vespertino, a y nocturno, a. En el presente artículo vamos a ver de dónde proceden estos términos, cuál era su significado en la lengua de origen y qué relación guardan estas voces con otras del léxico de nuestra lengua.

Matutino, a: El adjetivo matutino procede del latín matutinus, -a, -um ‘de la mañana’. También tenía presencia en latín el término matutinum, -i (n), con el significado de ‘mañana’. Según Joan Corominas (2000), «procedente del lat. (TEMPUS) MATUTINUM, de la misma raíz que MANE […]. Modernamente se ha dicho matinal por galicismo; matutino es duplicado culto» (p. 834). Es decir, que presenta la misma raíz que el término que dio origen al sustantivo mañana en castellano (Mane ‘por la mañana’ > Hora Maneana > Mañana). También con la misma raíz encontramos en latín el término Matuta, -ae, en alusión a Aurora, diosa de la mañana. Además, a través del francés nos ha llegado el término matiné, con el significado de ‘fiesta o reunión que tiene lugar por la mañana’.

Vespertino, a: Los orígenes de este adjetivo se encuentran en el adjetivo latino vespertinus, -a, -um ‘por o de la tarde’, que a su vez deriva del sustantivo vesper, -eris ‘la tarde’ o ‘al atardecer’. Con la misma raíz encontramos términos en castellano que, a priori, pueden resultar alejados semánticamente, como por ejemplo, vespertilio ‘murciélago’ o víspera, que puede significar tanto ‘día que antecede inmediatamente a otro determinado, especialmente si es fiesta’ como ‘una de las divisiones del día entre los antiguos romanos, que correspondía al crepúsculo de la tarde’.

Nocturno, a: Al igual que en los ejemplos anteriores, en latín existía el adjetivo nocturnus, -a, -um con el significado de ‘nocturno’ o ‘de noche’. Existen en nuestra lengua dos adjetivos más con el mismo significado: nocturnal y nocturnino —este último es probable que se haya formado por influencia de saturnino—. Sin embargo, lo que nos resulta interesante a la hora de relacionar con otros términos es su raíz, que lo relaciona con otros adjetivos como noctámbulo, noctívago —ambos tienen el mismo significado— o noctiluca, otra forma forma de llamar a la luciérnaga. Todas las voces destacadas en estas líneas tienen la misma raíz que el sustantivo nox, noctis ‘noche’. Como se puede inferir, nocturno es un cultismo, pues la evolución fonética del término nocturnus, -a, -um debería haber originado en castellano nochorno; sin embargo, sí encontramos los adjetivos nocherniego, a y nocharniego, a, ambos con influencia del adjetivo nocturnus, por simple evolución fonética. (Corominas, 2000, p. 234).

 

Obras consultadas

Corominas, J. y Pascual, J.A. (2000). Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico. Madrid: Gredos.

Real Academia Española. (2014). Matutino. En Diccionario de la lengua española (23.a ed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=Oe0z5SX

Real Academia Española. (2014). Nocturno. En Diccionario de la lengua española (23.a ed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=QYpvvAq

Real Academia Española. (2014). Vespertino. En Diccionario de la lengua española (23.a ed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=bh7ubiM

Real Academia Española. (2014). Vespertilio. En Diccionario de la lengua española (23.a ed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=bh7NJWE

Real Academia Española. (2014). Noctiluca. En Diccionario de la lengua española (23.a ed). Recuperado de http://dle.rae.es/?id=QYklUNI