Errores lingüísticos que delatan de dónde vienes

España es rica en su gastronomía, en sus culturas, en su arte... ¡y en sus expresiones!Porque muchas veces, una conversación entre un gallego, un extremeño y un andalúz puede parecer un chiste.
Aunque alguna vez hayas tratado de evitarlo, da igual la Comunidad de la que procedas, en España todos tenemos expresiones a la hora de hablar que delatarán nuestra procedencia. Y eso es, a veces, tan ridículo como maravilloso.

A continuación, nos vamos a permitir caer en divertidos tópicos y evidentes errores lingüísticos que por sí solos hacen la clasificación de hablantes españoles según la Comunidad:

Galleguiños

La noroeste Galicia se estereotipa con gente fría, pija y comilona. Entre su lenguaje, encontramos palabras como: morriña, riquiño o saudade. El acento tiende a convertir todas las palabras en llanas, aunque no lo sean. Ello unido al cántico final de las frasesdarán el gallego menos disimulado del mundo.

Galicia, para los demás = Vacas

alt

Asturianos

Al ras de los picos de Europa, los asturianos se identifican en la península como los que, por lo general, hablan más alto. A ellos no les gustan las cosas, les prestan. Si empujan,emburrian y si marchan, no los esperes, no van a volver. Y saben lo que es el San Jacobo, pero no se te ocurra compararlo con el Cachopo.

Asturias, para los demás = Frío y sidra

alt

Cántabros

A ojos de los demás, Cantabria es más famosa por Revilla y sus anchoas que por la forma de ser típica cántabra. Un cántabro de pura cepa se evidencia cuando "No eres más tonto que pichote", sino que "Mundo el de Perines". Y si vas a correr, recomiendan que te pongas "espais".

Cantabria, para los demás = Revilla

alt

Vascos y Navarros

Ocho Apellidos Vascos lo dejó claro por sí solo. País Vasco y Navarra no son dos regiones separadas para los demás. Son la zona vasca, en general. Un vasco es reconocido por decir dos de cada cinco palabras insultando. Hostia o "me cago en", son muy recurrentes. Característica forma "bruta" de expresarse, miedito a sus enfados, ojo con las referencias a España. A veces se les va el idioma y empiezan a hablar en euskera. Baja capacidad para camuflarse entre las demás "razas" españolas.

País Vasco y Navarra, para los demás = Independencia y San Fermines

alt

Riojanos

No hay manera de pillar a uno de La Rioja en la capital. Si realmente tienen una forma precisa de expresarse o ser, es desconocida para el resto del panorama peninsular. Un riojano puede hablar de lo que quiera pasando desapercibida su región. Ahora bien, que no hablen de vino si no quieren ser descubiertos.

La Rioja, para los demás = Vinoteca

alt

Aragonesicos

Un aragonés es un claro ejemplo de persona orgullosa de su gentilicio. Su forma de hablar termina todas las frases con un curioso acento final. Tiende a las palabras agudas y huye de las esdrújulas. No tienen hermanos, tienen hermanicos; nunca hay niebla, lo que hay es boira. Y cuando sobres, te dirán: ¡Aibá de ahí! Eso sí, muy bonica Zaragozá.

Aragón, para los demás = Pilares

alt

Castellanos

Da igual de Castilla y León, que de Castilla La Mancha. Las dos son una para el resto de los españoles. Si tiras para el norte, León va aproximando su acento al de los asturianos. Si lo haces hacia el sur, los de Albacete van siendo más próximos al hablar valenciano: donde está su playa. Y hacia la mitad, Valladolid o Burgos experimentan algunos de los acentos mejor pronunciados de toda la Península.

Castilla, para los demás = Extensión madrileña

alt

Madrileños

Chulería castiza. En Madrid da igual de donde vengas, al final vas a estar más integrado que los propios madrileños, porque a penas los encuentras. Cuando lo haces, los pillas porque tienen "mazo frío en invierno y mazo calor en verano"; si una mujer les pregunta por su ciudad, la dicen que de Madriz al cielo. Y no esperes que sepan de tu provincia, son de la capi, y no lo necesitan.

Madrid, para los demás = bordes de la capital

alt

Catalanes

Encontrarse un catalán es la evidencia más absoluta. Licuar las l, acentuar vocales finales y utilizar muchas t al final de cada palabra. Esta es la forma de hablar que los demás escuchamos de un catalán. Eso cuando no cambian de idioma como si de extranjeros se tratasen. ¿O sí?

Cataluña, para los demás: Independencia ya está cogido... pues Artur Más

alt

Valencianos y baleares

Esta prolongación de los catalanes a la hora de hablar se diferencia en el resto de España por la forma de hacerlo. Mientras los primeros lo hacen con clase, los valencianos y baleares tiran más al chonismo. Grandes personajes de la historia contemporánea, como Ylenia y otros millones de concursantes de realities, son los responsables del estereotipo valenciano. Llaman a las personas los tetes y las tetas; friegan el suelo con el mocho; y no dicen “Vaya usted con Dios, o hasta la vista”pudiendo decir “Au“

Valencia y baleares, para los demás = fiesta y playa

alt

Andaluces

El top de orgullosos de su patria y para nada deseosos de que se descubra que no son de ella. Seseo interminable, gracia hasta en las cejas, chistes y humor por doquier, mala follá granaina, alegría sevillana, bulería almeriense, flamenco español. No soltarán frase sin onomatopeya o muletilla incluída: ozú, pisha, ayyyy, mi arma, gezú, maricona, caló. Y un interminable etcétera. No hace falta hacer un esfuerzo para pillar a un andalúz. Ellos son únicos.

Andalucía, para los demás = gente maja y flamenco

alt

Murcianos

Dícese a los valencianos que los murcianos siempre les tuvieron envidia. Un murciano es esa clase intermedia entre el valenciano y el andalúz que nunca llega a ser del todo evidente. Se les tacha de ser de los peor hablados, de los que más barriobajero acento tienen. No se dirigen a ti como, perdona, sino como acho!; aspiran las haches y aseguran que existe un dialecto en su comunidad. Nadie más quiere creerlos.

Murcia, para los demás = Valencia 2

alt

Extremeños

Los dichos de "chacho", el "¿se quean?", el "ea" y el "conDiós" delatan al extremeño de pura cepa. Para ellos no llueve poco, chispenea; y no hacen pis en el baño, sino en el excusao. Ah no, que se trata de ese conserje que no para de preguntarte cosas. Su campo es su vida, y si eres muy de ciudad, mejor no venir a verles.

Extremadura, para los demás = campo seco

alt

Canarios

Dejamos para el final una de las más evidentes. El canario no sólo es reconocible por esa forma de llamar "guagua" al autobús, "papas" a las patatas o "chingar" para referirse a... salpicar.
Aspiran las s y no es de extrañar que su tono recuerde un poco a latinoamérica. Aunque su físico sea de un marrón café con leche muy envidiable.

Canarias, para los demás = plátanos y una hora menos

alt

Y hasta aquí la guía de errores lingüísticos que delatan de dónde vienes. ¿Cómo? ¿Ceuta y Meliqué?