Descubre cuánto vas a cobrar de verdad: cómo calcular el salario bruto y neto

Cuando empezamos con la búsqueda de empleo o cuando conseguimos pasar con éxito un proceso de selección, una duda muy habitual viene a nuestra cabeza: ¿cuánto voy a cobrar realmente? ¿Del salario que me han dicho cuánto me van a quitar? ¿Qué diferencias hay entre salario bruto y salario neto? Para resolver todas estas dudas contamos con una colaboración muy especial, Rubén Folgado, Responsable de Comunicación de cursos.com nos ayuda a entender estas cuestiones un poco mejor. 

Ahora que estamos en plena campaña de la Renta 2017, determinar el salario bruto y neto de una nómina es una cuestión importante para un trabajador porque le permitirá conocer todos los detalles del rendimiento económico que logra por la prestación de sus servicios. Lo primero que conviene dejar claro es qué se conoce por salario bruto y neto y cuál es la manera más efectiva para calcularlo. A este respecto, podemos afirmar que el salario bruto es la cantidad resultante de todas las cantidades a las que un empleado tiene derecho por realizar su labor. Este aspecto engloba a conceptos tales como el salario base, los complementos, los pluses y la parte proporcional de las pagas extras a las que un trabajador tiene derecho de disfrutar a lo largo del año.

Por tanto, podemos afirmar que el salario bruto es el salario real. El documento que recogerá de forma más fidedigna el salario bruto es la nómina. Dentro del apartado de devengos, vendrán reflejados los distintos elementos que integran el salario bruto. Se trata de percepciones salariales y percepciones no salariales y cada una de ellas presentará unas cantidades a percibir. El total del salario bruto vendrá reflejado en un apartado que acostumbra a recibir la nomenclatura de total devengado. Reflejará la suma total de las percepciones a las que el trabajador tiene derecho. Representa al total del salario bruto.

Hay que tener en consideración que las diversas partes que conforman el salario bruto estarán sujetas al tipo de contrato que el trabajador suscribiera en su momento, así como al convenio colectivo que resulte de aplicación, según corresponda en cada caso.

Qué es el salario neto

Una vez establecido lo que se debe entender como salario bruto podemos definir también qué es el salario neto. De forma muy resumida, podemos afirmar que el salario neto es la cantidad final que un trabajador cobra a fin de mes por la prestación de sus servicios. Esta cifra es la resultante después de que se le hayan practicado a la nómina las pertinentes retenciones que forman el salario bruto. El resultado de la resta de los impuestos y otras aportaciones con fines públicos al salario bruto es lo que podemos definir como salario neto. 

Después de señalar las líneas maestras que tienen tanto el salario bruto como el salario neto, resulta conveniente establecer las diferencias existentes entre uno y otro. Como ya hemos señalado, el salario bruto está formado por una serie de conceptos asemejados a las cotizaciones a la Seguridad Social y la retención que se debe aplicar en concepto de IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas). Por esto, para calcular el salario neto resulta necesario descontar las cantidades destinadas a desempleo, formación, contingencias profesionales y contingencias comunes. Estas cantidades son útiles, por ejemplo, para abonar la baja y las prestaciones sociales en caso de enfermedad o accidente de un trabajador.  El salario neto, por su parte, será la cantidad que recibirá un profesional por hacer su trabajo al final de cada mes.

Es posible calcular el salario bruto a partir de conocer el salario neto. En Internet existen una gran variedad de herramientas y calculadoras que tienen esta misión. Para hacer uso de ellas resultará necesario introducir los datos requeridos y el propio programa se encargará de ofrecer los resultados de forma directa y automática. Una de estas calculadoras es Calcuworld. Por otra parte, también existen programas informáticos que tienen como misión obtener el salario bruto a partir del neto. Uno de los mejores ejemplos es Tango Software.

Calcular el salario neto

Además, para calcular el salario neto el primer paso es conocer el salario bruto o el total devengado de la nómina de un trabajador. A partir de este paso se podrán llevar a cabo las deducciones que terminarán dando como resultado la cantidad neta que refleja lo que percibirá un trabajador a final de mes. Las cotizaciones a la Seguridad Social vendrán determinadas por la cuota obrera y la empresarial. A su vez, estas cotizaciones se llevan a cabo por conceptos como contingencias comunes, desempleo, formación y horas extraordinarias. De igual manera, la cuantía de esas cuotas se determina atendiendo a unas bases de cotización. Las de las contingencias comunes, las contingencias profesionales y las horas extraordinarias.

Una vez conocidas las bases, el siguiente paso para calcular el salario neto a partir del bruto es aplicar los tipos de cotización que corresponden a cada trabajador. Estos datos pueden modificar cada año en función de las decisiones que adopte el Gobierno. Los porcentajes que se deberán descontar del salario bruto variarán según las circunstancias de cada empleado. Estos aspectos pueden ser el tipo de contrato, el estado civil o el grado de discapacidad que pueda tener el trabajador.

De esta manera, podemos afirmar que el salario neto se calcula restando al total de devengos la suma del total de deducciones que hemos repasado. Además, en Internet existen herramientas que calculan el salario neto de forma online. Son los casos de las calculadoras que ofrecen los diarios económicos Expansión y Cinco Días. Asimismo, la Agencia Tributaria también dispone de una calculadora en su página web para calcular las retenciones.