Claves para el perfecto TFG

 

El TFG o Trabajo de Fin de Grado es esa tesis final por la que todo estudiante universitario debe pasar al menos una vez en su vida. Ante la inexperiencia y la falta de conocimientos que se nos han impartido durante la carrera para afrontar este trabajo, el miedo y la inseguridad se hacen hueco en nuestro sistema nervioso, y el resultado puede acabar siendo catastrófico. Para evitarlo, presta atención a las claves que te damos para asegurarte el éxito de tu TFG:

1. Lluvia de ideas

Es muy importante que tengas claro el tema sobre el que vas a trabajar y que sepas que contarás con las fuentes y los medios suficientes para abastecer tu información. Si tu motivación funciona, tú mismo funcionarás de manera automática durante el trabajo, logrando un buen resultado.

2. Investigador

La importancia de la bibliografía es un punto a tener en cuenta. Los trabajos de fin de grado en su gran mayoría exigen unas referencias fidedignas y válidas, por lo que no olvides buscar y pedir ayuda a tu tutor para que tu bibliografía sea completamente fiable.

3. Saca conclusiones

Para ello, utiliza recursos textuales que defiendan tu postura, así como otros que la contradigan. Es bueno tener diferentes puntos de vista sobre el tema a tratar y contar con argumentos que lidien con ambos lados de la opinión. El objetivo será llegar a una conclusión teniendo en cuenta todo lo que pudiera alejarte de ella.

4. Organización

Para garantizar la correcta organización, establece un calendario que divida tus horarios de disponibilidad en tiempos exactos. Asegúrate de que el descanso formará parte de tu planning y de que llevarás una rutina de trabajo diaria.

Se aconseja crear una cuenta de Dropbox (o parecido) donde crear carpetas para tenerlo todo bien ordenado y sin posibilidad de pérdida.

5. Haz práctica tu teoría

Tienes que tener muy en cuenta que todo lo que apliques o hagas debe tener un fundamento teórico que deberá poderse aplicar a la práctica. Es decir, que si realizas trabajos de campo a lo largo de tu investigación, como entrevistas con expertos o estadísticas, tu trabajo será muchísimo más completo.

No obstante, hazlo desde la razón y el sentido común. No eres el INE, por lo que tu muestra de resultados no alcanzará la relevancia de este. Se lógico con tus propios objetivos sin dejar de hacerlos prácticos.

6. Análisis de resultados

Una vez poseas toda la información necesaria, analiza bien qué parte de la misma será importante en tu TFG y cuál se podrá desechar. La relevancia de los datos no es la misma en todos los casos, por lo que lo más inteligente será fomentar un proceso de análisis de resultados que establezca una jerarquía entre lo que es necesario y lo que no

7. Se visual.

Por si no lo sabías, la presentación de tu TFG se realizará de manera oral ante tu tutor y otros profesionales, lo cual implica que su exposición será una de las partes más importantes del trabajo. Si queremos conseguir una clara presentación de nuestro trabajo, será necesario hacerlo lo más visual posible. Utilizar gráficas, imágenes, vídeos... cualquier material visual contribuirá a su mejor entendimiento, cosa a tener en cuenta dado que nuestro objetivo será convencer al jurado.

8. Obvia las conclusiones propias

Las fórmulas opinativas de “estoy de acuerdo…” o “me parece bien” no son permitibles en este punto de la carrera. A la hora de establecer conclusiones en tu TFG no podrás inducir a tu suposición, sino a hechos concretos y demostrables. Refleja que sabes de lo que estás hablando y que se note que este es tu trabajo, que has investigado tú solo todo acerca del mismo y que tus reflexiones son indudables.

9. Abstract

Una vez terminado el trabajo, deberás resumir todo su contenido en un abstract que colocarás al principio del mismo. Aunque su colocación sea esta, su ejecución no podrá ser realizada al comienzo de tu investigación, dado que necesitarás de todas las conclusiones finales para redactarlo.

10. Estética que marca la diferencia

Una vez terminada la parte meramente informativa, la estética con la que presentemos nuestro texto será un punto importante a a tener en cuenta por el jurado. Como seres humanos que somos, lo bonito nos entra por los ojos y lo feo, lo desechamos de manera natural. Es por ello que, aunque sin duda sea más importante el contenido de tu trabajo, su estética final garantizará una mejor aprobación del mismo.

En este sentido habrá que cuidar la portada, el índice, las páginas, los títulos…

Llegados a este punto habrás finalizado tu tan temido TFG con el éxtio que se merece. Recuerda que su mejor o peor resultado dependerá enormemente del tiempo y dedicación que ejerzas sobre él. Todo trabajo tiene su recompensa.

¡Buena suerte!