Cómo despertarse temprano sin esfuerzo

¡Fresco como una rosa sea el día que sea!

El peor momento del día es, sin duda, aquel en el que suena el despertador y nos vemos obligados a dejar nuestro calentito edredón.

Qué bien estábamos envueltos como perritos calientes entre las sábanas, pero sabes que el día tiene que empezar. Es mejor terminar con este sufrimiento. ¿Y si te digo que hay ciertos pasos que puedes seguir para que no te sea tan difícil levantarte?

Salta de la cama

Puede que sea lo que menos te apetece, ¡pero hacerlo rápido es lo mejor! Es como quitar la tirita de un tirón. Es solo una cama, pero tienes que demostrarle que eres más fuerte que ella. ¡Que no te venza un mueble de Ikea!

Abre las cortinas

Lo sé, solo te estoy dando malas noticias. Esto es como saltar de la cama, cuanto antes acostumbres a tu cuerpo a la idea de que no vas a volver a acostarte, mejor.

Si las dejas cerradas todavía albergarás esa esperanza de "5 minutos más" que queremos evitar.

Medita sobre tu día

Pensar en todas las cosas que vas a hacer en ese día puede ser muy motivador (siempre y cuando lo mires todo por el lado bueno). Todas las personas que meditan al menos diez minutos al día afirman que se sienten mucho mejor que cuando no lo hacían. ¿Por qué no lo pruebas?

Importante: asegúrate de no quedarte dormido mientras lo practicas.

Bebe agua fría...

...y si le echas limón, mejor aún. El agua fría y el limónactivarán tu cuerpo al instante y te dará un chute de energía instantáneo.

Ni siquiera vas a necesitar el café después de eso.

Desayuna

Si eres una de esas personas que no desayuna estarás harto de que te lo repitan. ¡Pero es que es muy importante!Has estado más de ocho horas sin comer nada y, aunque puede que no lo sientas, tu cuerpo necesita nutrientes y algo que poder digerir.

¿Que no te entra nada por la mañana? Llévatelo a la universidad o al trabajo: un zumo pequeño, una pieza de fruta y dos o tres galletas será suficiente. Verás que te vas a encontrar mucho mejor y te ayudará a empezar el día con energía.

Emociónate

Antes de irte a dormir escribe en un papel algo emocionante que vayas a hacer al día siguiente, y déjalo en algún sitio donde puedas verlo nada más despertarte. Yo siempre me pongo: hay bacon para desayunar (o lo que sea que tengo para desayunar). Sí, me mueve la comida.

Y tú, ¿qué trucos tienes para despertarte pronto?