8 razones por las que debes poner a un filólogo en tu vida

Los filólogos tenemos nuestras cosas, pero, sin duda alguna, somos una compañía perfecta y unos amigos estupendos. He aquí ocho buenas razones por las que debes poner en tu vida a un vocacional amante de la lengua y de la literatura.

1) Porque cuando hables con tu amigo filólogo por WhatsApp cuidarás más que nunca tu ortografía.

2) Porque tendrás a un Wordreference de carne y hueso: cuando, por ejemplo, busques un sinónimo para una palabra sólo tendrás que preguntar a tu amigo filólogo y él estará encantado de rebuscar entre su extenso léxico.

3) Porque, gracias a tu amigo filólogo. siempre tendrás a alguien que te haga buenas recomendaciones de libros que leer.

4) Porque tu amigo filólogo estará siempre al tanto de las modificaciones, cambios y novedades de la RAE y podrá desmentirte los tan diversos y numerosos bulos lingüísticos que suelen extenderse.

5) Porque cuando quieras conquistar a alguien con un poema, tu amigo filólogo será tu mejor aliado: gracias a sus conocimientos y a su amor por la literatura, sabrá encontrar los versos perfectos.

6) Porque cuando busques alguna librería de segunda mano por alguna zona de tu ciudad, tu amigo filólogo te servirá mucho más que Google: además de hacerte muy buenas recomendaciones, lo más probable es que incluso se ofrezca a acompañarte -no hay filólogo que se resista a un plan que conlleve sumergirse entre libros-.

7) Porque cuando estés triste o desanimado, tu amigo filólogo siempre sabrá sorprenderte con alguna frase literaria e ingeniosa, o incluso con algún verso o fragmento de algún poema o relato.

8) Porque no te tendrás que comer demasiado la cabeza a la hora de buscar un regalo para el cumpleaños de tu amigo filólogo: un libro siempre será una muy buena opción -aunque tendrás que asegurarte antes de que no lo tenga (un consejo: pide siempre ticket regalo por si acaso).