25 snacks saludables para comer mientras estudias

No dejes que estudiar te cree malos hábitos

Estudiar es un trabajo duro, sobre todo cuando pasas horas delante de un libro sin descanso. Tu cerebro necesitará el combustible adecuado para aguantar una larga sesión de estudio.

Los estudiantes no habituamos a escoger opciones saludables a la hora de comer mientras estudiamos y esto, además de hacer que engordemos y salga acné, resta energía al cerebro, que debería estar al 100% en la lección. Estas son buenas alternativas que te ayudarán a la hora de estudiar:

En lugar de patatas fritas...

1. Palomitas: Son muy saludables y contienen pocas calorías, sobre todo si no son de bolsa o la versión de mantequilla.

2. Almendras: Los frutos secos son muy beneficiosos para ti, y las almendras son fuente de proteínas y fibra, convirtiéndose en geniales opciones como snack.

3. Pipas de girasol: Cuidado con estas, pueden ser un vicio. Pero si estás muy estresado es posible que ayude a calmar tu ansiedad.

pipas de girasol

4. Pepinillos: No son del gusto de todo el mundo, pero sin duda te saciarán. Tienen mucho sodio, es cierto, pero si solo tomas unos pocos no pasa nada. ¡No te termines el bote entero!

5. Verduras cortadas: Zanahorias, apio, pepino cortado... Tómate tu tiempo en cortar y pelas estas verduras y luego cómelas sin prisa. El simple hecho de tomarte un tiempo en prepararlas hará que las comas con menos ansia y te ayudará a controlar tu apetito.

En lugar de salsas que engordan mucho...

Es posible que seas de los que necesiten hundir sus verduras o trozos de pan en una salsa, así que también tenemos buenas alternativas para ello:

6. Guacamole: Sobre todo si es natural, es muy sano. Bien que contiene bastantes grasas, pero son beneficiosas para ti y es una buena alternativa a salsas de queso compradas en el supermercado.

7. Hummus: Es una pasta de garbanzos que, si no has probado, es lo primero que debes hacer al terminar de leer esto. Va especialmente bien con verduras, es muy fácil de preparar y tiene muchas alternativas en cuanto a sabor e ingredientes.

8. Yogur griego: ¿Habías pensando alguna vez en el yogur como salsa? Es un buen momento para empezar. Prueba con pepino en rodajas, es un sabor muy fresco perfecto para esos días en los que estudias para exámenes finales.

En lugar de productos envasados...

Es muy fácil coger una bolsa de patatas, abrirla y terminarla casi sin darte cuenta (¿había más patatas o era solo aire?), pero sin duda no es la opción más saludable.

9. Queso: No es lo más saludable tampoco, pero es preferible a una bolsa de patatas o cualquier producto envasado. Además tiene muchas proteínas y vitaminas.

10. Olivas: ¿Necesitas algo salado? Prueba con olivas. Además de estar riquísimas y ser una buena alternativa, su sabor te saciará varias horas más.

11. Pomelo: cualquier pieza de fruta hará el papel, pero el pomelo es de las que más te saciarán. Un aviso por si no lo has probado nunca: ¡es muy amargo! Que esto no te frene a probarlo, está delicioso.

pomelo

12. Edamame: Estas habas de soja son perfectas por su gran sabor, son una buena fuente de proteínas y, por si eso fuera poco, ¡es bajo en calorías!

13. Brócoli: Igual nunca pensaste en esta verdura como un snack, pero es hora de replantearse la existencia. Es una buena fuente de proteínas y, si no lo has probado crudo o al microondas, no sabes nada de la vida.

En lugar de gominolas...

¡Culpable! Ahora mismo me hallo comiendo regalices rosas de gominolas. A partir de ahora predicaré con el ejemplo.

14. Chocolate negro: ¿Cuántas veces hemos oído que el chocolate es malo? Lo que es perjudicial es la cantidad de azúcar y la leche que lo acompaña. El chocolate negro sin azúcar es un buena alternativa que debes probar. Al principio igual no te sabe del todo bien, pero eso es porque tu cuerpo debe acostumbrarse a comer sin tanta azúcar.

chocolate negro

15. Fresas: ¿Sí o sí? ¿A quién no le gustan las fresas? Corta unas cuantas y disfruta del manjar.

16. Pasas: No todo el mundo es fan de las pasas, pero son una buena fuente de fibra y ¡son dulces! Luchemos por un mundo que no discrimine a la pasas cuando las encuentra en los bizcochos.

17. Barritas de granola: Buenas noticias, están deliciosas, te saciarán esas ganas de dulce y ¡puedes hacerlas a tu gusto! Tiene infinidad de variantes y es muy sencillo de preparar.

En lugar de Coca-Cola...

18. ¡Agua! Parece muy obvio pero no lo es tanto. La mayor parte de las personas no beben los dos litros recomendados de agua al día, y la hora del estudio es un buen momento para poner una botella llena al lado y darle unos sorbitos cuando no tengamos más ganas de seguir leyendo... Es decir, siempre.

19. Té: No puedes decir que no te gusta el té con la variedad que hay. De frutas del bosque, menta, canela, jengibre... ¡Lo raro es que no te gusten todos! Da una vuelta por la sección de infusiones de supermercado y prueba uno que te llame la atención.

20. Café: Tomando en moderación no solo saciará tu hambre, sino que también te mantendrá despierto esas largas noches de estudio.

En lugar de galletas y tarta...

21. Tortitas de arroz con plátano y mantequilla de cacahuete: Suena rico, ¿verdad? Porque lo está. Las tortitas de arroz son muy bajas en calorías (lo compensa la mantequilla de cacahuete, pero esta también tiene muchas proteínas). Y si Rafa Nadal toma plátanos antes de cada partido es porque serán buenos, ¿no?

22. Crackers: Son también buenas alternativas, más sanas que cualquier tipo de galletas o trozos de tarta.

23. Manzana con crema de almendras: Las manzanas son buenas para tu salud y calmarán el hambre y, combinadas con la crema de almendras, tendrán ese toque dulce que buscas con la tarta.

24. Gelatina de frutas sin azúcar: Cierto es que no te va a aportar gran cantidad de vitaminas ni minerales, pero tampoco va a aportar azúcares y calorías. La tarta no puede presumir de lo mismo.

25. Macedonia: ¿Y lo rica que está? Elige tus frutas favoritas, exprime una naranja y pégate el manjar mientras estudias. El mejor postre: dulce, sano y sencillo.

¡No te olvides de compartir este artículo con tu grupo de clase! A nadie le gusta engordar mientras estudia.

Guárdalo en tus favoritos y vuelve cada vez que pienses que quieres galletas para estudiar.