15 cosas que sólo pasan en las películas

Dejando a un lado los superhéroes, las escuelas de magia y hechicería o los armarios a través de los que llegas a un país lleno de nieve, es evidente que, hasta en las películas aparentemente alejadas de la fantasía o de la ciencia ficción, ocurren cosas que en la vida real jamás nos sucederán. He aquí una lista con algunas de ellas:

1) Encontrar siempre aparcamiento justo en frente del lugar al que te diriges, por muy céntrico que sea. 

2) Que la chica pase de engendro horrible a supermodelo por el simple hecho de arreglarse el pelo, cambiarse de ropa y quitarse las gafas y los brackets.

 

3) Besarse bajo la lluvia.

 

4) Todo el mundo sabe usar un desfibrilador y todo el mundo revive con él.

5) Decirle a un taxista: ¡Siga a ese coche!    

6) Que nadie estornude a no ser que esté enfermo.

 

7) Que te cojan el teléfono en menos de un segundo y no sea necesario decir "hola".

 

8) Las míticas fiestas universitarias en mansiones increíbles, con vasos de plástico de colores, ponche, confeti y gente excesivamente motivada y sonriente. 

 

9) Cambiar aleatoriamente el canal de la tele y que justo aparezca una noticia que afecta a alguna de las personas presentes.

10) Que una persona vaya sola a investigar un ruido sospechoso.

11) Que alguien empiece a bailar espontáneamente y, sorprendentemente, todo el mundo se sepa la coreografía.

  

12) Las cerillas que tardan en apagarse una barbaridad y que pueden iluminar una habitación del tamaño de un estadio de fútbol.

 

13) Esa facilidad para trepar rejas de los callejones sin salida.

14) Cualquier cerradura puede forzarse con una tarjeta de crédito, con una horquilla o con un clip en cuestión de segundos.

15) La Torre Eiffel se puede ver desde cualquier ventana de cualquier edificio de París.