15 consejos para mejorar tu productividad

Para trabajar mucho menos, y mucho mejor.

¿No te ha pasado mil veces que sabes que tienes un montón de trabajo que hacer pero luego no lo haces?

La procrastinación y la falta de atención son graves problemas que afectan al rendimiento escolar y laboral. Hoy quiero darte 15 consejos para aumentar tu productividad. ¡Toma nota!

1. Empieza. Solo empieza. Ponerse a hacer la tarea es el paso más complicado. Una vez que hayas empezado lo más probable es que lo termines, da igual lo largo que sea el trabajo. Nuestros cerebros funcionan de modo para terminar aquello que empezamos.

2. Si prevés que tienes mucho trabajo por delante, trabaja en pequeños grupos de tiempo. Organiza tu tiempo en periodos de unos 15 o 20 minutos muy intensos, sin distracciones, y pon en medio 5 minutos de descanso.

¡Ten tus cosas muy organizadas en libretas y carpetas!

3. No te quejes, deja de lamentarte de todo el trabajo que tienes que hacer. Solo porque "no tengas ganas de hacerlo" no significa que "no puedes hacerlo".

4.No busques la perfección. Si te obsesionas con hacerlo todo perfecto nunca terminarás las tareas. Apunta alto, pero dentro de una realidad humana.

5. ¡Vacaciones! Si sabes que vas a tener una semana libre, completa todas tus tareas antes y aprovecha esos días de vacaciones bien. Por cada 10 horas de vacaciones tu productividad mejora en un 8% (Fuente: @NYTimes)

6. Las personas más productivas en cualquier disciplina trabajan en periodos de 90 minutos, no más de 4 horas al día. (Fuente: @NYTimes).

7. Medita. La meditación ayudará a que tus niveles de estrés bajen, además de aumentar tu concentración y fortalecer tu memoria.

8. Mientras estudias, desconecta el Wi-Fi. Las redes sociales son lo peor para mantenerse concentrado, en el momento en que ves que tienes un mensaje ya dejas de concentrarte. ¡Aparta el móvil y ponte en serio!

9. Haz una lista donde pongas todo aquello que tienes que hacer, donde vas marcando las cosas que vas haciendo. Puede parecer una tontería, pero ver que vas tachando tareas puede motivarte y hacer que quieras seguir tachando. ¿Y lo bien que vas a sentirte cuando te quedes sin cosas que tachar?

10. Organiza tu semana con un poco de antelación. Imponerte un poco de disciplina hará que priorices tus actividades y tareas. ¡Esto puede ser muy útil para esas semanas que están llenas de cosas que hacer!

11. Si necesitas que alguien te meta presión, pídelo. A veces lo que necesitas es simplemente una persona que te recuerde que no tienes que procrastinar.

12. Haz tu tarea favorita en último lugar. Así tendrás ganas de terminar cuanto antes el resto para poder hacer la que más disfrutas. Puede ser tentador hacer antes la tarea fácil... ¡resiste!

13. Si puedes, haz tu trabajo o deberes fuera de casa, al menos una vez a la semana. Cambiar de aires es bueno para la concentración.

14. Si tienes que memorizar fórmulas o definiciones, utiliza pizarras blancas (de estas que puedes borrar fácilmente). Así no gastarás papel, y el acto de escribir y utilizar colores puede ayudarte si aprendes de manera visual.

15. No te saltes el desayuno. Es más, ¡toma un buen desayuno! Ayudará a que tengas menos hambre a lo largo del día, y también hará que no te falte energía para hacer todo aquello que te propongas.