13 síntomas que identifican a un esnob literario

Porque, hasta en la literatura, puede haber a veces un poco de tontería

Aunque es genial ser un auténtico bibliófilo y comprender lo increíblemente intensa que puede llegar a ser la relación cómplice entre una persona y un libro, lo cierto es que en la literatura, a veces, puede haber un poco de tontería. Y es que aún sigue habiendo muchas personas que juegan a ir de "intelectuales" y muchos "pseudo-literatos" en cuyo interior perviven esnobismos que pueden aflorar a la primera de cambio. Aunque, en realidad, no es difícil reconocerlos, aquí te dejamos trece claros síntomas que identifican a un esnob literario:

1) El esnob literario piensa que sólo hay una manera de leer bien: la suya. De la misma manera, los libros que le gustan son los buenos, y, si alguien no los aprecia, es porque tiene mal gusto o porque no los entiende.

 

2) El esnob literario afirmará siempre que los lectores son más inteligentes, o mejores personas, o ambas cosas. Además, tendrá todo un discurso preparado sobre cómo leer le hizo a él mejor persona.

 

3) Al esnob literario le gusta leer críticas del libro que acaba de finalizar antes de formarse su propia opinión. No vaya a ser que vaya diciendo por ahí que es genial un libro que su círculo va a considerar mediocre.

 

 

4) El esnob literario no lee best sellers. En realidad, ha leído más de uno, y, de hecho, aunque le duela reconocerlo, muchos le han encantado. Sin embargo, se llevará ese secreto a la tumba. En público, por supuesto, sólo habla de sus lecturas "serias".

 

 

5) El esnob literario no lee libros del siglo XXI a menos que vengan avalados por una ristra de premios.

 

6) El esnob literario utiliza con frecuencia la expresión “escritor sobrevalorado”.

 

7) El esnob literario finge, en muchas ocasiones, haber leído libros que en realidad no ha leído o que no llegó a terminar.

 

8) El esnob literario dice que su libro favorito es el Ulises de James Joyce, o cualquier otro que el 90% de la población haya sido incapaz de terminar de leer.

 

9) Por supuesto, al esnob literario le encanta leer el Ulises en lugares públicos.

 

* 10) El esnob literario no tiene tele en casa, pues "prefiere leer a cualquier otra forma de pasar el tiempo." Por añadidura, tratará de introducir este tema en cada conversación, venga al caso o no.

 

 

11) El esnob literario actualiza su Facebook con crípticas citas de libros, que muchas veces no comprende ni él.

 

 

12) El esnob literario clasifica a sus conocidos en función de sus lecturas.

 

* 13) El esnob literario no soporta que nadie sepa más que él sobre los escritores de culto. Por supuesto, quiere amigos que lean buena literatura; pero, eso sí, no tanta como él.