10 razones para querer tener un "amigo borde"

Borde. lo primero que piensas es una persona antipática. La RAE la define como “aquel individuo de trato difícil, impertinente, o antipático” y no le falta razón, pensaréis. Pero las personas bordes son una caja de sorpresas y, pesar de esa imagen de personas asqueadas, hay una parte buena dentro de ellas que cuando la sacan a relucir, merece la pena vivirla de cerca. A continuación, 10 ventajas de tener un amigo borde:

 

  1. La importancia de la sinceridad

Aunque a veces se pase con ella y haya llegado a hacerte un poquito (o mucho) daño, su intención siempre es buena. Si tiene que decirte algo, lo hará. Y dará igual que sea bueno o malo.

 

  1. Aporta mala leche cuando se necesita

Tiene la cara de ángel y la de Hulk, y depende de la situación sacará una u otra. Si tienes un problema, usará esa ira para ayudarte y, la verdad, si le buscas las cosquillas, también.

 

  1. La cara seria viene de serie

Y es que por lo general suele estar serio. A veces la confundirás con un inexplicable enfado, pero todo lo contrario. Y no es porque no le haga gracia algo o esté incómodo. Simplemente es así.


  1. ¿Me has llamado? No lo he visto.

Típico. Le llamas y no te coge el teléfono. Y no una vez, unas 15. Y cuando consigues contactar con él te dice que no, que no lo ha escuchado ni nada.

Resulta un poco desesperante,  pero no es más que una táctica para que a la hora de necesitarlo de verdad, sepas que estará contigo hasta el final. 

 

  1. Desagradables pero simpáticos

Se le podrá escapar comentarios un poco inapropiados o con un toque algo ofensivo, pero nunca pretenderá ofenderte. Tan pronto te puede decir “qué camiseta más fea, ¿de dónde la has casado?” como “he visto que no te quedaba cerveza y te he traído más.”Adorable.

 

     6. Apartará a un pesado cuando te empiece a sobrar

¿Quién no ha salido una noche y un “acoplao” se ha unido al grupo? Ahí es cuando el amigo borde entra en acción. Una frase cimple, tono adecuado y la cara de asco que le caracteriza… y “el que sobra” volará por si solo.

 

  1. Si necesitas beber, va a beber

Y es que necesitan disfrutar de una buena cerveza con amigos y olvidar su faceta arisca de vez en cuando

 

  1.  Es quien consuela en los momentos difíciles.

No quiere decir que el resto de amigos no lo hagan, pero el borde ha aprendido a controlar las emociones y a conseguir dar ánimos y consejos con una sensibilidad especial.

 

  1. Tiene los huevos que muchas veces te faltan a ti

Encaja las situaciones tal como son, frunce el ceño, se pone por delante de ti, y en un momento te arregla una situación que para ti estaba siendo incontrolable. Mano dura y decisión, que de vez en cuando se agradecen.


  1. No le molestará que le llames borde

En el fondo está encantado con su consideración.