10 preguntas que no debéis hacer a un filólogo

Basta ya de tópicos estúpidos

Los filólogos estamos ya más que cansados de responder a ciertas preguntas sobre nuestra carrera o nuestra profesión. He aquí una lista con diez de ellas:

1) ¿Y para qué sirve tu carrera?

Nos han hecho ya tantas veces esta pregunta, que tenemos una elaborada y concisa respuesta grabada en nuestra mente y la soltamos casi como un acto reflejo.

2) ¿Y por qué te matriculaste en eso? ¿No te daba la nota media para otra cosa...?

Se llama "VOCACIÓN"... Aunque muchos no sepan ni qué significa esta palabra...

3) ¿Y qué quieres ser...? ¿Profesor de lengua en un instituto...?

Vamos a ver, podríamos serlo... pero no tenemos por qué. Aunque muchos piensen que la enseñanza secundaria es nuestra única opción, hay bastantes más salidas.

4) Pero... ¿y qué salidas tiene eso?

Profesor de secundaria, profesor en la universidad, profesor de español como lengua extranjera, investigador, corrector ortotipográfico, corrector de estilo, editor, traductor, bibliotecario, crítico literario, redactor... Y podemos seguir.

5) ¿No crees que las carreras de ciencias son muchísimo más difíciles?

La pregunta del millón. Los filólogos estamos hartos, muy hartos de escuchar siempre la misma cantinela... Pero nos gustaría muchísimo ver cómo se desenvolvería uno de ciencias en nuestra carrera.

6) ¿Sabes que Belén Esteban vende más libros que Vargas Llosa?

Sin comentarios...

7) ¿Para qué te compras tantos libros? Si te los puedes descargar en formato electrónico...

Amigos bibliófilos, no os esforcéis demasiado en elaborar vuestra respuesta. Seremos unos eternos incomprendidos...

8) Pues que carrera más fácil... ¿No aprendimos ya sintaxis en el cole?

Pero, claro, si, para contestar a esta pregunta, empezamos a hablar de teorías generativistas, nos tomarán por locos o por pedantes.

9) ¿Y para qué te va a valer aprender latín...? Si es una lengua muerta...

Podemos intentar explicar que el latín ha sido un elemento esencial en la formación del castellano y demás lenguas romances... Pero es muy posible que ya hayamos acabado bastante desencantados después de haber tratado de exponer esto en más de una ocasión sin éxito alguno...

10) Oye, ¿y por qué no ves la peli? Así te ahorras leerte ese tochazo...

¿Merece la pena contestar a este tipo de preguntas...?

Amigos filólogos, os invito a desahogaros: ¿se os ocurre alguna otra cuestión de la que ya estéis más que cansados?