10 insultos en latín que deberías aprender cuanto antes

Como en toda lengua que se precie, el insulto es algo inherente a la sociedad, y en cierto modo puede reflejar la forma de pensar o incluso el modo de vida de sus hablantes.

El propósito del insulto no es otro que el de irritar o atacar al interlocutor, de tal forma que tal ataque hará referencia a una característica propia que distingue a esa persona del statu quo. ###Por este motivo es interesante conocer algunos insultos de la lengua latina; como es de esperar, hay insultos que aún conservamos hoy en día, ya sea a través de la etimología o a través de la semántica.

1. Pathicus, -a, -um

La traducción aproximada de este término sería la de «maricón», puesto que alude a la persona que es sometida al sexo anal. En inglés existe el término pathic, que se refiere a aquella persona que es pasiva —en términos sexuales—, que es sodomizada o que simplemente sufre por algo y, por lo tanto, es víctima.

2. Cinaedus, -a, -um

En la misma línea del término anterior encontramos este término que alude al hombre pasivo en una relación homosexual. También puede traducirse como «impuro», «obsceno» o «afeminado».

3. Spado, -onis

Término con el que se designa a aquel que ha sido castrado o que es impotente.

4. Hircus, -i

Literalmente 'macho cabrío' o 'hedor del macho cabrío'. Sin embargo, por extensión se utiliza este término para referirse a aquella persona que es despreciable, grosera o indecente.

5. Pecus, -udis

La palabra alude a la res o cabeza de ganado. Al igual que ocurre en el término anterior, también se emplea para referirse a personas, por lo que su traducción sería la de «bruto» o «borrego».

6. Molliculus, -a, -um

Dícese de aquella persona delicada, blanda, floja o afeminada.

7. Stultus, -a, -um

Adjetivo con el que se alude a aquella persona necia, tonta o estúpida. Su superlativo —stultissimus— no solo pondría más énfasis al insulto, sino que también designaría un grado mayor de necedad o estulticia.

8. Perfidus, -a, -um

De este término procede nuestro pérfido en castellano. Su cometido, por tanto, sería el de afirmar que una persona es infiel, deshonesta o traidora.

9. Imbecillus, -a, -um

Otra palabra «transparente» sería esta, aunque su significado ha variado en cierto modo. En latín se utilizaba este término para aludir a aquella persona débil, sin carácter o pusilánime.

10. Impudicus, -a, -um

Se aplica a aquella persona que es considerada como inmoral, impura o que carece de pudor.

Aunque pueda parecer que estos términos estaban alejados de la literatura y solo formaban parte del denominado «latín vulgar», lo cierto es que su empleo traspasó las fronteras de lo vulgar para instalarse en la literatura, y más concretamente, en la poesía de Catulo. Prueba de ello es su poema XVI, donde encontramos algunos de los insultos recogidos anteriormente, como pathicus —pathice, en vocativo—, cinaedus —cinaede— o molliculus —molliculi en el texto—. Las traducciones de este poema son muy variadas; sin embargo, en el siguiente enlace quedan recogidas algunas traducciones del poema y, en especial, de estos términos.

CARMINA XVI

Paedicabo ego vos et irrumabo

Aureli pathice et cinaede Furi,

qui me ex versiculis meis putastis,

quod sunt molliculi, parum pudicum.

Nam castum esse decet pium poetam

ipsum, versiculos nihil necesse est,

qui tum denique habent salem ac leporem,

si sunt molliculi ac parum pudici

et quod pruriat incitare possunt,

non dico pueris, sed his pilosis,

qui duros nequeunt movere lumbos.

Vos quod milia multa basiorum

legitis, male me marem putatis?

Paedicabo ego vos et irrumabo