10 frases hechas del español que vuelven loco a cualquier hablante extranjero

Un buen diccionario de modismos del español será "mano de santo" para cualquier hablante extranjero

Sin duda alguna, los numerosos modismos y frases hechas del español constituyen el mayor obstáculo para cualquier hablante extranjero que quiere aprender nuestro idioma. Aunque "se dejen la piel" tratando de comprenderlos, sus surrealistas significados literales pueden hacer que más de uno acabe "hasta las narices".

1) "Dar en el clavo"

"Acertar"

No "darás en el clavo" precisamente si empleas está expresión en una conversación con un hablante extranjero, ya que lo más probable es que no te entienda.

2) "Tener dos dedos de frente"

"Discernir bien"

Para comprender esta frasecita, es probable que un hablante extranjero necesite unos "cinco dedos de frente".

3) "Poner la mano en el fuego"

"Creer por completo en la honestidad de algo o de alguien"

Por muy sincero que sea un hablante extranjero, será mejor que, si quieres alabar su honestidad, no le digas que siempre pondrías la mano en el fuego por él, ya que lo más probable es que huya aterrado ante "una iniciativa tan macabra e incoherente".

4) "No tener pelos en la lengua"

"Decir lo que se piensa"

Si tienes una conversación con algún hablante extranjero que "no tenga pelos en la lengua", muy posiblemente se reirá de esta frase y te dirá que es completamente absurda.

5) "Importar un pimiento"

"No importar nada"

Lo más probable es que si dices esta frase delante de un hablante extranjero, éste te mire con cara rara... pero, claro, puede que a ti eso te "importe un pimiento"...

6) "Ahogarse en un vaso de agua"

"Preocuparse en exceso por algo que no tiene la gravedad o importancia que se piensa"

Aunque para ti sea normal eso de "ahogarse en un vaso de agua" -tú mismo lo has hecho en más de una ocasión-, los hablantes extranjeros verán esto como algo estúpido e imposible a no ser que el afectado sea un insecto o un ser diminuto.

7) "Dejarse la piel"

"Trabajar con fuerza y energía para lograr un fin"

Aunque para ti sea una expresión muy normal, si le dices a un hablante extranjero que tendrá que "dejarse la piel" si quiere llegar a comprender todas las frases hechas de los españoles, lo más probable es que salga corriendo pensando que estás completamente loco y que sólo las serpientes pueden hacer eso.

8) "Ser del año de la pera"

"Ser muy viejo"

Si le explicas a un hablante extranjero que algunos modismos "son del año de la pera", muy posiblemente te preguntará: "¿Pero de qué año es la pera?"

9) "Estar hasta las narices"

"Estar harto"

El que está ya "hasta las narices" de que le hables con frases hechas e incomprensibles es tu pobre amigo extranjero -sí ese que día a día trata de superar los obstáculos que le impiden aprender una nueva lengua-.

10) Ser mano de santo

"Ser un remedio eficaz"

Aunque no sepan qué significa esa expresión que a ti tanto te recuerda a tu abuela, para cualquier hablante extranjero "será mano de santo" un buen diccionario de modismos y frases hechas del español.