10 cosas que odiamos todos los entrenadores de Pokémon GO

Todos conocemos ya el gran Pokémon GO y cada vez somos más los que salimos a la caza de nuevas criaturas para completar nuestra pokédex y llegar a ser los mejores entrenadores. Sin embargo, al igual que a Ash y a Misty, se nos presentan dificultades en el camino con las que tenemos que lidiar. Estas son algunas de ellas:

1) Atrapar un Pokémon y que se cuelgue el juego.

2) Tener cero Pokéballs y que en la Pokeparada más próxima no te salgan más que huevos, pociones y bayas.

3) Que tu amigo entrenador, con el cual empezaste al mismo tiempo el juego, suba antes de nivel que tu

4) Encontrar un Pikachu o un Dragonite y que no te queden Pokéballs.

5) Irte a algún parque de tu ciudad para capturar Pokémons chulos y comprobar al llegar que se ha caído el servidor.

6) Que un Pokémon se esfume.

7) Gastar más de una Pokéball en capturar un Zubat, un Rattata o un Pidgey.

8) Andar 5 kilómetros y que de tu huevo salga un Ekans.

9) Encontrarte con un Charizard y tener un 1% de batería.

10) Dejarte la piel por conquistar un Gimnasio y que tus Pokémons duren allí menos de un minuto.